Carta de la Presidenta del Jurado

Estoy muy honrada de poder participar de la Décima edición del prestigioso Cinema
Planeta, Festival Internacional de Cine y Medio Ambiente de México, como presidenta
del Jurado.

Este innovador Festival lleva adelante con determinación y compromiso el
amor al ambiente ofreciéndonos la posibilidad de profundizar temáticas a través de un
cine de calidad que nos invita a tomar medidas en el asunto, modificando nuestros
hábitos domésticos, como es el consumo responsable, e incidiendo en las políticas
públicas para alcanzar una forma de vida más sustentable.

Una abuela mapuche hace muchos años me explicó que “cuando la Tierra grita
es porque el hombre no la quiere escuchar”. Es lo mismo para nuestros cuerpos,
cuando dejamos de cuidarlos, introducimos sustancias tóxicas, no le garantizamos los
nutrientes necesarios o los desgastamos, surgen las enfermedades más críticas. La
naturaleza es tan sabia que si está en equilibrio garantiza su propia regeneración, sin
necesidad de medicamentos. Para estar fuertes y en salud, solo necesitamos vivir en
armonía con nosotros mismos y con el entorno, alimentarnos de los productos
agroecológicos de estación, tomar agua pura y respirar aire libre de contaminación.

El ser humano, en cambio, está agotando los recursos del planeta sin
comprender que su brutal envenenamiento y despojo nos afectan de forma
irreversible. La naturaleza nos está pidiendo a los gritos un cambio urgente.
El cine, cual especial herramienta de transformación social, ocupa un rol
estratégico frente a la crisis que estamos atravesando como sociedad ya que su
lenguaje universal permite empatizar con historias de vida ajenas a pesar de distancias
geográficas o culturales, favoreciendo el intercambio de saberes y la creación de
plataformas de acción común.

Este es el principal objetivo de un festival de cine ambiental, enlazar mundos
sembrando semillas de conciencia fértiles que nos devuelvan la esperanza en el futuro.

Florencia Santucho